sábado, 7 de mayo de 2011

El que ríe último, ríe mejor

Empezaba la Premier League 2010-11. El Wigan era considerado por varios analistas británicos de la Premier League como un claro candidato al descenso, pero la afición y la visión desde aquí España era más optimista. El equipo se había reforzado bien, con el delantero de Estudiantes Boselli, el lateral del campeón de la Eredivisie Ronnie Stam, el mundialista paraguayo Antolín Alcaraz o los jóvenes Di Santo y Cleverley (éste último cedido).

Y así llegó el Wigan la primer partido. Debut en casa contra el Blackpool y decepción mayúscula. 0-4, arrollados por un recién ascendido que parecía jugar como los ángeles. Le metieron 4 goles al Wigan, pero el partido siguiente fue incluso peor. Llegó el Chelsea y volvió a golear al Wigan en el DW Stadium, ésta vez por 0-6, evocando esos recuerdos de la última jornada de la temporada anterior, en la que el Chelsea goleó al Wigan por 8-0.

Sin embargo, las primeras jornadas del Blackpool no fueron demasiado mejores. A pesar de la goleada inicial y de las buenas sensaciones que transmitía el equipo de Ian Holloway por sus buenas intenciones, por su buen juego y su ideal de mover el balón raso siempre, los resultados no acompañaron demasiado al equipo al inicio de la temporada. Si bien es cierto es que tras la goleada en Wigan perdieron por 6-0 ante el Arsenal y luego empataron contra el Fulham y ganaron al Newcastle. Luego llegó una goleada contra el Chelsea (4-0) y varias derrotas, sólo interrumpidas por una sorprendente victoria ante un Liverpool en plena crisis. En definitiva, unos resultados algo irregulares, que no acompañaban los atractivos planteamientos de Ian Holloway.

Poco después, el Blackpool entró en una buena racha, llegando a colocarse decimoprimero, a 6 puntos del descenso, situación envidiada por la afición del Wigan, que prácticamente no ha salido de la zona de descenso a lo largo de toda la temporada. Pese a que el Wigan consiguió reducir el número de goles encajados en las primeras jornadas de liga, nunca parecía capaz de entrar en una racha positiva de victorias. Consiguió perder menos partidos, pero el Wigan empataba demasiado, normalmente siendo el equipo de Roberto Martínez el que empezaba por delante en el marcador y luego se quedaba sin los 3 puntos.

Las trayectorias de Blackpool y Wigan siguieron siendo irregulares. El Blackpool entró en una racha de 5 derrotas consecutivas. El descenso pasó de estar a 6 puntos a sólo 2 puntitos. El Wigan iba sumando, de forma irregular y desde la jornada 23 le ha recortado 7 puntos al Blackpool. El momento clave de la ligera recuperación de un equipo y la caída del otro está en el enfrentamiento directo entre ambos, que se llevó el Wigan por 1-3. Ese partido que hizo que, de golpe, el colista saliera del descenso y que cayera un equipo que casi no había sufrido hasta entonces.

Ahora mismo el Wigan y el Blackpool tienen los mismos puntos, 36. El Wigan es el que está en descenso, porque tiene una diferencia entre goles marcados y encajados un gol menor que la del Blackpool. Faltan 2 jornadas para que se termine la Premier League y parece que las plazas de descenso están en juego entre Blackpool, Wigan, West Ham y Wolverhampton. La próxima jornada, el duelo directo entre Wigan y West Ham podría salvar al equipo de Roberto Martínez o acercar al West Ham a la permanencia.

Pero, entendiendo estas dos últimas jornadas como una lucha entre Blackpool y Wigan por caer en este tercer puesto de descenso, el Wigan es el que lo tiene (aparentemente) más fácil. Tiene dos partidos, uno contra el West Ham este duelo directo, y el otro ante un Stoke City que no se juega nada, mientras que el Blackpool tendrá que enfrentarse a un Bolton Wanderers que ya está deseando que se acabe la temporada y al Manchester United, que presumiblemente estará luchando por la liga si no la sentencia mañana contra el Chelsea. Mañana se decidirá la Premier League si el United gana al Chelsea. Pero no sólo eso, sino que este partido también puede servir de gran ayuda al Blackpool si el United llega a la última jornada con la Premier bajo el brazo y con la mente puesta en la final de la Champions contra el Barça. Pero, si en el caso opuesto, el United llega a la última jornada sin haber sentenciado el título, el Blackpool lo tendrá muy complicado.
El que ríe último, ríe mejor. Y tras ese 0-4 de la primera jornada de la Premier League, el Wigan empezó muy mal, pero puede acabar riendo, sintiéndose satisfecho por conseguir una salvación que nunca ha estado demasiado lejos, pero que durante algunos meses parecía muy complicada. Y quizás el Manchester United-Chelsea de mañana decida qué equipos bajan a la Championship esta temporada. De todos modos, ambos equipos todavía dependen de si mismos y no pueden descuidarse, pues ni Wolverhampton ni West Ham United han dicho todavía su última palabra.

3 comentarios:

  1. Buenas, enhorabuena por el blog, me gustaría intercambiar enlaces contigo y que nos sigamos mutuamente.
    Un enorme saludo desde http://orgullobenfiquista.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Ya netsas agregado en mi blog, en la pagina blogs amigos, Blogs de futbol. Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Pues tanto Wigan como Blackpool caen a puestos de descenso tras el triunfo holgado de los Wolves ante sus vecinos del WBA.
    Ojo con el Blackbun Rovers que la próxima jornada recibe al United y finaliza campeonato en Molineux donde se me antoja que sea un duelo a vida o muerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar