domingo, 22 de mayo de 2011

El drama del descenso

Si el sábado fue cuando se confirmó el descenso del Deportivo, esta tarde se confirmó el descenso de Blackpool y Birmingham a la segunda división inglesa, The Championship. Es cierto que en Inglaterra no ha bajado un histórico de tanta magnitud como el Deportivo (sobre todo por las hazañas conseguidas en su última década), aunque nunca es agradable ver el descenso de ningún equipo, a salvo que sea a cuesta de salvar el tuyo, claro.

Continuando con esta comparación, el Birmingham ha tenido un problema parecido al del Deportivo: la falta de contundencia arriba, la ausencia del gol. A ambos equipos les cuesta demasiado marcar y se vio en sus respectivos partidos decisivos en la última jornada, sobre todo en el caso del equipo de La Coruña. Tras la victoria del Birmingham en la Carling Cup contra el Arsenal, ganada gracias a ese dramático malentendido entre Szczesny y Koscielny, el Birmingham ha caído en picado. El Arsenal también, y ha llegado a perder incluso la tercera posición, pero lo del Birmingham ha sido escandaloso. 6 puntos de los 36 disputados tras esa final en Wembley. 1 en los últimos 6 partidos, números horribles que le han acabado costando caro a este Birmingham. Una mala racha que recuerda a esa del Hull City en la temporada del descenso del Newcastle. Así es verdaderamente complicado mantener la categoría, pese a tener jugadores como Bentley, Hleb, Zigic, Sebastian Larsson o Jerome. Si con esto tu máximo goleador es Craig Gardner, centrocampista, con 7 goles...

El descenso del Blackpool, por su parte, era algo más previsible. Era uno de los principales candidatos al descenso al inicio de temporada por plantilla y poco a poco se han ido acercando al descenso. Pese a que el fútbol que proponían era muy vistoso, esto no fue suficiente para conseguri la permanencia. Esa atractiva propuesta de juego, basada en el toque, ha sido el principal argumento del equipo de Ian Holloway, que ha luchado por mantenerse en la Premier League hasta la última jornada. Pero ganar el último partido, en Old Trafford era demasiado para el Blackpool, que luchó hasta el final, pero no pudo evitar la derrota. Descendieron dándolo todo. Con el descenso la base del equipo se marchará (seguramente los Vaughan, Adam o Matt Phillips serán los primeros en abandonar la nave), y habrá que reconstruir al equipo. Este modesto equipo, que ascendió contra todo pronóstico la temporada pasada, querrá luchar por volver a la Premier League. Pero el ascenso siempre está muy caro en The Championship.

Pero, igual que los equipos que han bajado en esta última jornada, hay varios que se han salvado. Entre ellos, el que más ha sufrido ha sido el Wigan de Roberto Martínez, que ha estado durante 26 de las 38 jornadas de Premier League en zona de descenso. Anímicamente, esto es muy duro, pues el equipo ha estado abajo durante toda la temporada, casi sin conseguir enlazar ninguna buena racha de resultados que le pudiese sacar de la zona baja. Pero, poco a poco, mejorando e intentando ser más regulares que los demás equipos de la misma zona, el Wigan se ha acercado a la salvación y, en la última jornada, ha ganado el partido decisivo que le atorga la permanencia. Ha conseguido acabar la temporada fuera de la zona de descenso, que es lo que cuenta, gracias a esta victoria contra el Stoke City en la jornada clave, también llamada Survival Sunday.
En una temporada con bastantes decepciones (tanto con Boselli como con la pareja de centrales Alcaraz-Caldwell o como los pocos minutos de Jordi Gómez), la temporada también ha dado determinadas alegrías. El buen rendimiento de Diamé en la recta final, la buena pareja que forman McCarthy y Watson en el centro del campo, los buenos momento de Al Habsi, las decisivas jugadas de N'Zogbia o el fichaje de Sammon en el mercado de invierno han sido muy importantes, sobre todo en el tramo final de la temporada, para conseguir la salvación.

Otro de los equipos que ha conseguido salvarse hoy fue el Wolverhampton, que tampoco estuvo exento del sufrimiento que ha caracterizado esta última jornada de infarto. Junto al Wigan y al West Ham, han estado una gran parte de la temporada merodeando la parte baja, pero al final se han conseguido salvar, como el equipo de Roberto Martínez. Con un equipo algo limitado, sus piezas clave han sido capaces de conseguir la permanencia. Un equipo con jugadores como Stephen Hunt, Matthew Jarvis, Nenad Milijas, Kevin Doyle o Jamie O'Hara ha conseguido salvarse de lo que podría haber sido una fuga masiva en caso de descenso. Por no hablar de otros jugadores interesantes como Elokobi, Mancienne o Hennesey. En definitiva, un equipo que tenía jugadores para no sufrir, pero que no ha tenido tampoco mucha suerte a lo largo de la temporada, aunque propusieron un tipo de juego bastante atractivo y entretenido. En la última jornada, contra un rival directo como es el Blackburn, sufrieron y llegaron a estar muy cerca de la zona de descenso. Pero, finalmente, entre que maquillaron el resultado (pasaron de un 0-3 a un 2-3) y la victoria del United ante el Blackpool, consiguieron la permanencia.

Tras esta jornada de infarto, en la que todos los equipos estaban pendientes de la radio y de lo que ocurría en los otros campos, con papel y bolígrafo a mano, al final Blackpool y Birmingham fueron los grandes perjudicados. Junto al West Ham, estos tres equipos van a luchar con históricos como el Nottingham Forest, el Milwall, el Leeds United o el Cardiff City para estar de nuevo en la Premier League de cara a la temporada 2012-13. Y, pese a ello, Birmingham, y parece que también el Blackpool, van a disputar la Europa League la temporada que viene. Los primeros por ganar la Carling Cup y los segundos por Fair Play. ¡Qué temporada más agridulce!

4 comentarios:

  1. Los descensos son muy duros, y si no que me lo pregunten a mí...


    Saludos desde La Escuadra de Mago

    ResponderEliminar
  2. Me alegro por el Wigan de Roberto Martínez, que ha conseguido salvar al equipo un año más. Lo que no he entendido es la falta de minutos de Jordi Gómez. ¿Conoces la razón de ello?. Por otra parte es una pena el descenso del Blackpool, un equipo que ha propuesto un fútbol ofensivo y sin complejos, pero que se ha mostrado muy blanditos. Charlie Adam, del Blackpool, y Matthew Jarvis, del Wolves, los que más me han llamado la atención de este grupo de abajo de la Premier

    ResponderEliminar
  3. Coincido con Enrique, Adam y Jarvis lo mejor de esta parte baja de la tabla. Seguramente el del Blackpool siga en Premier el proximo año.

    Saludos desde CAVIAR DE FUTBOL

    ResponderEliminar
  4. Te interesaría un intercambio de links?.
    http://chovenaplaza.wordpress.com/

    ResponderEliminar