sábado, 27 de octubre de 2012

África, la esperanza de Göteborg

Un campo de apenas 7.000 espectadores situado en la pequeña isla de Hisingen e inaugurado en 1935 es el hogar del BK Häcken, el cuarto equipo de Göteborg y líder de la liga sueca al inicio de la vigesimoséptima jornada de liga. Cuando sólo faltan tres partidos para el final de la temporada, el más joven de los cuatro clubes de Göteborg está luchando por hacer historia y alzarse con su primer título de liga.

Además de no haber ganado jamás la liga, título que sí han ganado sus tres vecinos (IFK, GAIS y Örgryte), ellos son el único de los cuatro equipos de la ciudad que proviene de la isla de Hisingen. En esta isla se encuentra parte de la industria de la ciudad -allí nació VOLVO y su sede sigue allí-, además del puerto y aeropuerto de Göteborg.

Y, a pesar de encontrarse en Göteborg el club más antiguo del fútbol sueco (Örgryte) y el más laureado (IFK), la ciudad no está pasando por un buen momento futbolístico. El decano del fútbol del país se declaró en quiebra el pasado mes de febrero de 2011 y eso supuso su descenso a la tercera división. No obstante, este mes de octubre ya han asegurado el ascenso a la Superettan, la segunda división sueca. Allí se encontrarán con el GAIS, destacado colista de la Allsvenskan con apenas 12 puntos de 81 disputados. El GAIS tiene cuatro ligas en su palmarés, pero la última la ganaron hace más de cincuenta años, en 1954.

Más recientes son las ligas del IFK Göteborg, pero menos de lo que le gustaría a su afición. Ya han pasado cuatro años desde su último triunfo copero (2008) y cinco desde su última liga (2007), que en su momento rompió una sequía de once años sin ganar nada. Demasiado tiempo sin ampliar la extensa colección de títulos de este club que teme que el Malmö le quite el honor de ser el equipo más exitoso del país. Más cerca de la promoción que de las posiciones europeas esta temporada, tendrán que hacer un buen papel en la Copa si quieren evitar quedarse otro año más en blanco.

Visto el panorama de los equipos históricos de la ciudad, la esperanza de la ciudad de Göteborg esta temporada está en el BK Häcken, que a falta de nueve puntos por disputarse es el líder de la Allsvenskan. Este club ascendió a Primera en 2008 y desde entonces ha protagonizado actuaciones más que notables en la primera división sueca, estando más cerca de los puestos de arriba que de regresar a la Superettan. Sin embargo, este año han dado un paso más y están compitiendo por el título de liga. Aún así, corren el riesgo de quedarse fuera de las competiciones europeas ya que el cuarto clasificado, el AIK Solna, está a tan solo tres puntos del equipo de Hisingen.

Los protagonistas de este equipo son africanos, ya que la mayoría de goles del equipo llevan la firma de jugadores de dicho continente. Destaca la explosión de Waris Majeed como goleador, que ha pasado de marcar tres goles la pasada temporada a haber anotado un total de 22 en ésta. Las cifras de este jovencísimo delantero -21 años- pronto llamarán la atención de algún club de una liga más potente igual que captaron el interés del seleccionador ghanés, que lo hizo debutar con su selección el pasado mes de febrero. Si hay suerte quizás lo veamos en la Copa de África del próximo año.

Otro jugador que quizás esté también en la Copa de África, y precisamente en el mismo grupo de Ghana, es René Makondele. Este futbolista de la República Democrática del Congo ha desarrollado toda su carrera futbolística en Suecia y a sus 30 años es una de las piezas más importantes de este BK Häcken. Sus doce goles marcados son su mejor marca personal en este aspecto y puede que sirvan para que vuelva a ganar la Allsvenskan, título que ya consiguió en 2003 cuando formaba parte del Djurgardens.

Además, hay otros futbolistas africanos en el equipo. Destaca la presencia de dos futbolistas de Liberia (Williams y Dixon), ambos con unas trayectorias profesionales muy similares: llegaron al mismo club sueco (Floda BoIF) en el momento de dar el salto a Europa y posteriormente ficharon por el BK Häcken. Después de jugar durante varias temporadas en el equipo de Göteborg, se marcharon para acabar regresando hace poco. El centrocampista nigeriano Chatto y el jovencísimo talento ghanés Nasiru Mohammed -nacido en 1994, ha marcado cuatro goles en ocho partidos- completan la nómina de futbolistas africanos.

A pesar de la buena temporada de los futbolistas africanos y de los demás de la plantilla del BK Häcken, la recta final de la temporada será dura. Tres partidos en los que no puede fallar con Malmö, Elfsborg y AIK Solna pujando fuerte por detrás. No obstante, sería bonito ver al cuarto equipo de Göteborg alzar el título de liga cuatro años después de su ascenso.

3 comentarios:

  1. ¡Me alegra ver que le gusta a un amante del fútbol sueco! Si todo va bien, pronto aparecerá por aquí otra historia de fútbol del mismo país que tengo en la cabeza desde hace meses ;)

    ResponderEliminar
  2. bueno creo que fue muy informativo tu artículo y yo también pensé que África era la última esperanza de Goterborg, pero creo que los dos nos equivocamos

    ResponderEliminar